Recomendaciones

Los hábitos saludables y sugerenias respecto a una diet alimenticia balanceada que enumeraremos a continuación benefician los resultados de Dermoflex®

Hábitos saludables para beneficiar la acción de Dermoflex®.

Tomar agua y alimentarse bien: hay que mantenerse hidratado y no consumir alimentos muy grasosos o dulces en exceso. La piel refleja los hábitos alimenticios.

Identificar tu tipo de piel, si es seca, grasa o normal antes de elegir cremas, jabones o exfoliantes.

La piel del rostro es más sensible que la del resto del cuerpo por lo que debes usar productos específicos para el rostro.

Limpia tu rostro por la mañana y en la noche. Utiliza productos específicos como cremas desmaquilladora.

Masajea el rostro, haz movimientos suaves y circulares sobre tu piel con las yemas de los dedos, estimula la producción de colágeno.

En caso de exposiciones solares prolongadas o recreativas usar bloqueadores UVA y UVB con el factor adecuado según tu tipo de piel. La acción solar es uno de los agentes que más la deteriora.

Exfolia tu rostro por lo menos una vez a la semana para quitar impurezas y células muertas.

No fumar, el cigarrillo y sus agentes químicos deterioran la piel, tapan los poros y pronuncian las líneas de expresión. 

Elegir un maquillaje adecuado, utiliza productos que se adapten a las condiciones de tu rostro. Evitar las alergias u otro tipo de reacciones. Retirarlo cada noche antes de dormir.

Hacer ejercicios, la práctica de ejercicio de manera regular no solo es buena para nuestra salud sino también beneficia a la textura de la piel, se tonifican los músculos, se ponen más tersos, la celulitis y las varices disminuyen. Sudar es tal vez el mejor exfoliante. Haz que se abran tus poros para que tu piel se desintoxique y esté dispuesta al tratamiento.

Consultar al dermatólogo, visitar a un especialista una vez al año.

Dormir correctamente, el sueño es la manera más efectiva que existe para conservar una piel tersa y saludable, dado que elimina todos los radicales libres de las células, permitiendo la máxima oxigenación. Descansar la piel es fundamental para su recuperación, regeneración celular y sintetizar el colágeno. No hay apariencia joven sin descanso.

Evitar el estrés. Condiciones como el estrés y las preocupaciones intervienen negativamente en el estado de nuestra piel. Mantener en equilibrio tu cuerpo con tu mente es la mejor estimulación que tenemos para proteger la salud de la piel.

Ducharse con agua fría, El agua fría reactiva la circulación sanguínea, contrae los músculos y cierra los poros. Esto hace que la piel quede más tersa y mejore su aspecto. Esta práctica mejora además el sistema inmunológico, linfático y nervioso; contribuye a disminuir la ansiedad y aumentar el buen humor. La mayoría de las personas no tolera el agua fría en todo el cuerpo, se recomienda al menos el lavado del rostro dos veces al día con agua fría.

Sugerencias en la dieta para mejorar la eficiencia de Dermoflex®.

Agua. Es fundamental beber un mínimo de dos litros de agua por día así el tejido dérmico dispone de la humedad suficiente para que el colágeno y ácido hialurónico puedan desplegar los factores de rejuvenecimiento.

Dieta rica en flavonoides. Té verde, brocolí, arándanos, verduras de hojas verdes, manzana verde con cáscara, chocolate amargo. Estos alimentos contienen flavonoides, poderoso antioxidante que ayuda a combatir los radicales libres que rompen las fibras de colágeno.

Gelatina. Es una de las principales fuentes aportantes de colágeno, se obtiene del colágeno animal y está compuesta aproximadamente de un 90 % de colágeno.

Aceite de linaza. Tiene una alta cantidad de ácidos grasos que promueven la producción de colágeno. También encontras importantes cantidades de ácidos grasos en el salmón, el atún, las sardinas, las anchoas y las nueces.

Consumir palta, también conocida como aguacate posee propiedades hidratantes para la piel por su gran contenido de aceites. Estimula la formación de colágeno y retrasa el proceso de envejecimiento por su contenido de vitamina E.

Algas marinas, es una fuente extraordinaria de yodo, este estimula el metabolismo mejorando las funciones del cuerpo, son fuente de proteínas vegetales promueven la producción de colágeno; aporta todos los aminoácidos esenciales en una proporción adecuada.

Vitamina C. Es una de los más potentes antioxidantes, ayudará a mantener altos los niveles de colágeno. Podrá encontrarlos en los cítricos, tomates, fresas y cerezas.

Proteínas. Al ser el colágeno una proteína cuando consumimos alimentos ricos en proteínas ayudamos a su producción. Los alimentos que las contienen son carnes de res, leche, queso ricota, avena, granos integrales, huevos, nueces, pollo y lentejas.

Alimentos ricos en lisina. La lisina es uno de los diez aminoácidos esenciales, el cuerpo lo necesita pero no puede fabricarlo. Desempeña un papel importante en la producción de colágeno. Lo encontraras en las carnes roja, de aves, de cerdo, el bacalao, las sardinas, el queso parmesano y los huevos. En vegetales como la soja, legumbres, nueces y semillas.

Alimentos ricos en Selenio. Este micromineral respalda a los antioxidantes y protege la elastina de la piel. El atún, el bacalao, la carne y el pavo contienen importantes cantidades de este mineral.

Dieta rica en Zinc. Comer alimentos ricos en zinc ayuda a mantener la elastina de la piel e interviene en varias funciones del cuerpo. Colabora en construir y mantener al colágeno y a las fibras de elastina, permitiendo que estas proteínas se combinen con otros bloques de construcción de la proteína para formar nuevo colágeno. Los mariscos son una excelente fuente de zinc, el pavo es entre las carnes la que más tiene. Entre los vegetales lo contienen la espinaca, el miso, las semillas de sésamo y la levadura.

Vitamina B-6. Esa vitamina participa en la producción de elastina natural en tu piel. Esta presenta en las espinacas, brócolis, atún, setas champiñón, germen de trigo, la banana, la coliflor y los pimientos entre otros.

Importancia del Zinc

El zinc es un micromineral que se encuentra concentrado en diferentes partes de nuestro cuerpo como los músculos, cabello, piel, y uñas. Su consumo tiene muchos beneficios para la salud y la belleza, enumeramos los más conocidos son:
Anti-envejecimiento. Ayuda a sintetizar proteínas y colágeno en la piel, manteniendo una piel joven y radiante.

Anti-acné. Ayuda a regular la producción de sebo de las glándulas sebáceas en la piel, es un excelente colaborador en el tratamiento del acné.

Cicatrizante. Ayuda a sanar y a aumentar la velocidad de cicatrización de las lesiones en piel.

Anti-caída de cabello. Disminuye la pérdida o caída de cabello y lo fortalece.

Síntomas de la falta de zinc en el organismo:

• Piel grasa, acné
• Pérdida de apetito
• Retraso en el desarrollo de órganos sexuales
• Caída de cabello
• Cansancio
• Infertilidad
• Disminución de la eficacia del sistema inmune.
• Deficiencia en la cicatrización.

Especificaciones

Envase por 60 cápsulas.
Proción: 2 cápsulas.
Contenido: 30 porciones.

Aislado estandarizado de Membrana de Cáscara de Huevo (ASM, Putamen Ovi) 2 cápsulas: Calcio 400 mg, Colágeno Tipo I 150mg, Condroitin Sulfato 12mg, Ácido Hialurónico 12mg, Glucosamina 6mg. Vitamina E, Sulfato de Zinc, Vitamina A, Levadura con Selenio y Coenzima Q10. Aditivos: Antiaglutinante / antihumectante, INS N° 470i y vehículo / agente de suspensión, INS N° 551. Cápsulas de gelatina dura.

2 cápsulas al día es la dosis indicada en situaciones dérmicas moderadas del rostro.

El dermatólogo podrá indicar 3 o 4 cápsulas diarias por un período de 3 meses como dosis inicial de refuerzo y luego disminuir a dos unidades al día. Podrá tomar las dos cápsulas a la mañana antes del desayuno o dividirlas en dos tomas haciendo una por la mañana y otra una hora antes de la cena.

Para lograr mejores resultados se recomienda tomar Dermoflex® con el estómago vacío para evitar la competencia anabólica con otros aminoácidos, monosacáridos, ácidos grasos, azúcares y otros elementos absorbibles.

Al ser un producto de origen biológico no produce acostumbramiento y puede consumirse de por vida.

No utilizar en caso de embarazo, lactancia y niños.
Una vez abierto conservar en un lugar cerrado, protegido de la luz y humedad.
Mantener fuera del alcance de los niños.
Uso exclusivo en mujeres.
Consulte a su médico antes de consumir este producto.
Supera la Ingesta diaria recomendada de Zinc, vitamina A y E mujeres.

Aviso Legal: Laboratorio Hochwertig asume que Internet es un medio de comunicación global, sin embargo, la industria farmacéutica y de nutracéuticos está sujeta al marco regulatorio específico de cada país. Toda la información referente a nuestros productos contenida en este sitio web, está exclusivamente destinada a satisfacer la necesidad de los profesionales de la salud, de obtener mayor información para el uso adecuado de los suplementos alimenticios. Dicha información, jamás podrá sustituir el asesoramiento, diagnóstico, indicación o consejo profesional de un médico calificado.

Laboratorio Hochwertig le recuerda la importancia de consultar con su Médico y/o Farmacéutico ante cualquier duda.

Dirección

Humberto 1° 945
Piso 4 Oficina C
Córdoba (5000), Córdoba
Argentina